El Dólar en El Salvador

El señor Cris Lacayo Martínez, vive en Managua, Nicaragua, y nos envió una pregunta a nuestra página Web que dice:

Deseo saludar al hermano país de El Salvador. Aunque soy de Nicaragua, somos una nación muy similar en cultura, tradiciones y muchas cosas más. Mi pregunta es ¿por qué esa nación cambió su moneda nacional que era el Colón al dólar?

Leamos la respuesta:


19-05, 79. Cuando un país decide dolarizar su moneda, debe cumplir con una serie de condiciones bastante difíciles. Lo más conveniente es tomar en cuenta la opinión de los especialistas en economía, en asuntos sociales y en otras cuestiones. La disposición que se tome debe ser revisada y, finalmente, aprobada por los diputados. Se trata de algo tan delicado que, antes de tomar una decisión, es necesario poner atención a todas las opiniones; pues la dolarización afecta a todos los ciudadanos de una nación. Además, deberán hacerse toda clase de publicaciones para informar con anterioridad, y en detalle, a los ciudadanos sobre el cambio.

Expresidente salvadoreño Francisco Flores

En El Salvador, fue el gobierno de Francisco Flores quien impuso la dolarización. En aquel entonces, se decía que este proceso iba a controlar la inflación, aumentar las exportaciones, mantener bajas las tasas de interés y fortalecer la economía ante posibles épocas de crisis.

Hay políticos y economistas que defienden esta medida tomada en el año 2001, pues creen que esos fines de cumplieron. Además, opinan que se evitó un gasto en la impresión de dinero local; crecieron las exportaciones y se promovieron los préstamos a largo plazo, sin el temor de que el tipo de cambio del dólar variara.

Pero también hay muchas críticas. Algunas de ellas son de la época en que se implantó la dolarización, como las que señalan que este proceso no fue consultado ni popularmente, ni en el Parlamento salvadoreño.

Hay estadísticas que señalan que el Producto Interno Bruto creció durante los primeros años de la dolarización, pero que en años recientes ha venido decayendo. Esto ha obligado a que el gobierno adquiera deudas internas y externas que lo mantienen en una dura crisis. De allí que el costo de la vida haya aumentado considerablemente, perjudicando a un sector mayoritario de la población salvadoreña, haciendo más amplia la brecha entre ricos y pobres.

Uno podría pensar que, si la dolarización ha venido causando tantos problemas, la solución sería volver a la moneda local. Pero esto no es sencillo, pues habría que hacer muchos cambios.

La dolarización en El Salvador convirtió todas las cuentas bancarias a la moneda estadounidense, y permitió que los billetes de colones siguieran circulando. La idea era mantener ambas monedas, pero la moneda local fue desapareciendo después de unos meses por falta de demanda y fue recaudada, poco a poco, y retenida por el Banco Central.

Envíenos sus preguntas aquí.