Consejos para limpiar tuberías

Desde Cartago, Costa Rica, un estimado oyente nos llamó por teléfono para hacernos la siguiente pregunta:

¿Qué puedo hacer para evitar que una tubería se atasque de grasa?

Leamos la respuesta:


Para limpiar la tubería de grasas endurecidas, puede probar una serpentina de plomería o desatascador de tuberías, que puede comprarse en cualquier ferretería. Se trata de un cable metálico de resorte, que se mete en las tuberías para limpiarlas de restos de suciedad o escombros. Recuerde seguir paso a paso el manual de uso, y las recomendaciones del fabricante.

Además, puede comprar un desatorador para cañerías, que también se puede conseguir en las ferreterías o en cualquier supermercado. Se aplica una vez cada mes o cada dos meses. El desatorador deshace la grasa y restos de comida. Además, evita los malos olores.

Por otro lado, el agua hirviendo es el limpiador de grasas más barato. Una vez limpia la tubería, puede seguir echando agua hirviendo para evitar que se vuelva a atascar. Puede repetir los tratamientos anteriores de vez en cuando, para una limpieza más profunda.

Ahora bien, hay que vigilar si a la hora de lavar los platos y sartenes, se está echando a la tubería grasas como el aceite quemado que sobró al cocinar. Si es así, las tuberías poco a poco se van a llenar de grasa que, con el tiempo, se llega a endurecer.

Envíenos sus preguntas aquí

Comparta esta respuesta en sus redes sociales


Comparte en Facebook Enviar por Whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *