¿Por qué se atraen los imanes?

El joven Michael Meléndez nos envió una pregunta desde El Salvador que dice lo siguiente:

Noto que cuando se acercan dos imanes se atraen más de una parte que de otra. ¿Por qué pasa eso?

Leamos la respuesta:


19-16/17, 79. Los imanes son objetos cargados con una fuerza de atracción llamada magnetismo. Por eso, pueden atraer a otros imanes u objetos formados por ciertos metales, como el hierro, cobalto y níquel, o bien, aquellas cosas formadas por mezclas de estos metales.

Pero antes de seguir veamos primero qué es el magnetismo. Todo lo que vemos, y hasta lo que no vemos con nuestros ojos, como el aire, está formado por partecitas diminutas, tan pequeñas que no se pueden con los microscopios más potentes. Esas partecitas se llaman átomos. Los átomos a su vez están formados por  otras partes aún más pequeñas llamadas protones, electrones y neutrones. Esas partecitas tienen carga eléctrica: los electrones tienen carga negativa, los protones carga positiva y los neutrones no tienen carga, es decir, son neutros.

Ahora bien, los científicos descubrieron que las cargas negativas se rechazan entre ellas, y las cargas positivas también se rechazan entre ellas. Pero las cargas distintas, o sea, las positivas con las negativas más bien se atraen. Es decir, que existe una pequeña fuerza que tiende a unirlas.

En la mayoría de las sustancias, estas partecitas con carga eléctrica están distribuidas de forma pareja. De manera que las cargas negativas se compensan con las cargas positivas. Sin embargo, en algunos casos, y bajo ciertas condiciones especiales, puede suceder que una sustancia quede cargada con mucha carga negativa en un extremo, y mucha carga positiva en el otro. A estos extremos se les llama polos.

Pues bien, esto es justamente lo que sucede con un imán. Cada imán tiene, por decirlo así, un polo norte y un polo sur. Entonces, si colocamos dos imanes cerca, puede ser que notemos que estos como que se rechazan. Eso pasa cuando acercamos el polo sur de un imán con el polo sur del otro, o si colocamos el polo norte de uno con el polo norte del otro. En cambio, si colocamos el polo norte de un imán con el polo sur del otro, estos se atraen y quedarán unidos, y tenemos que hacer cierta fuerza para poder separarlos.

Envíenos sus preguntas aquí.