¿Cómo ahuyentar murciélagos de las casas?

Oyentes de diferentes partes de Centroamérica nos han preguntado cómo ahuyentar a los murciélagos que llegan a las casas. A continuación, le damos algunas recomendaciones.

¿Por qué los murciélagos llegan a las casas?

Tanto en la ciudad como en el campo, es normal ver a uno o dos murciélagos que, de vez en cuando, llegan a las casas en busca de insectos para comer, y luego se van. Por eso, antes de tratar de ahuyentar a los murciélagos es importante pensar si realmente es necesario, pues en ocasiones no ocasionan ningún daño y podemos coexistir con ellos.

En otras ocasiones, los murciélagos entran a una casa buscando lugares para refugiarse. Pueden hacerlo en techos o cielorrasos, bodegas o galerones. Buscan lugares oscuros, húmedos y calientes. 

¿Qué hacer si un murciélago entra a la casa?

Si un murciélago entra a la casa lo recomendable es cerrar las puertas y ventanas de las habitaciones, apagar las luces y abrir las ventanas y puertas que dan a la calle, y esperar a que el murciélago salga por su cuenta. Cuando un murciélago entra a una casas, muchas veces las personas dejan todas las luces encendidas y empiezan a perseguirlo para que salga. Eso es un error, pues el murciélago volará asustado por todas partes, se cansará muy rápido y se quedará en la casa para descansar en una pared o en techo.

¿Qué hacer si hay una colonia de murciélagos en casa?

Si ese es el caso, y realmente se deben ahuyentar, entonces se pueden seguir varias recomendaciones. Algunas personas dicen que da buen resultado dejar prendida una bombilla con buen brillo en los lugares donde llegan a refugiarse. También hay personas que usan algunas plantas para mantenerlos alejados. Sin embargo, los expertos dicen que esos remedios no son tan buenos.

Lo más recomendable es encontrar los lugares por donde se meten y cerrarlos. Muchas veces, se dice que hay que esperar al anochecer para empezar a cerrar esos agujeros o aberturas. Pero, no todos los murciélagos dejan su refugio al mismo tiempo. Por esto, hoy se recomienda colocar mallas o redes que sirvan como salida, pero no de entrada. Le damos varias recomendaciones que fueron tomadas del libro: “Murciélagos y techos” de Bernal Rodríguez Herrera, Marcela Nabte, Eugenia Cordero Schmidt y Radge Sánchez, con ilustraciones de Adriana Arias Aguilar que ayudan mucho a entender estas recomendaciones.

Una primera recomendación es colocar una especie de red o malla tipo mosquitero frente al agujero o lugar por donde se meten los murciélagos. Esta red debe tener unos 60 centímetros de ancho y se debe colocar de 2 a 10 centímetros frente del orificio de salida. Se debe procurar que al menos 30 centímetros de la red queden por debajo de la entrada que usan los murciélagos. Esta especie de cortina debe servir como una puerta de una sola vía. Es decir, debe permitir la salida de los murciélagos, pero no la entrada.

Seguidamente, se coloca la malla sobre la abertura de salida de los murciélagos. Luego se fija con tachuelas, con pegamento, o con cinta. Se pega primero el borde superior, un poco más arriba de donde está la entrada de los murciélagos. Pero, teniendo el cuidado de dejar sin pegar la parte de abajo para que los murciélagos puedan salir, y no volver a entrar. Esta malla debe dejarse hasta asegurarse de que todos los murciélagos salieron del escondite. Después puede sellar las entradas.

Dibujo que muestra un método de exclusión de murciélagos usando mallas tipo mosquitero.

De manera similar, otra recomendación es buscar los agujeros o aberturas que estén usando los murciélagos y sellar las que no estén usando. Luego, se coloca una malla en cada una de esas aberturas, permitiendo que los murciélagos puedan salir, pero no entrar. Para esto, se puede fijar la parte de arriba de la malla y los lados. Pero, la parte de abajo se deja libre para que los murciélagos puedan salir.

Dibujo que muestra un método de exclusión de murciélagos usando malla mosquitero.

Unos 7 días después de que colocó las redes, revise su casa para asegurarse de que ya no haya murciélagos, y selle bien todas las entradas, agujeros o aberturas que pueda haber.

Otra manera de ahuyentarlos es usando tubos de PVC en rincones donde hayan agujeros que los murciélagos estén usando. Al ser lisos, los murciélagos no pueden colgarse dentro de los tubos para volver a entrar, por lo que solo podrán salir. Los tubos se deben dejar colocados por lo menos unos 7 días para asegurarse de que todos los murciélagos salgan. Al momento de colocarlos es importante sellar otras entradas que los murciélagos no estén usando. A continuación puede ver unas imágenes que ilustran cómo colocar esos tubos.

Dibujo que muestra un método de exclusión de murciélagos usando tubos de PVC
Dibujo que muestra un método de exclusión de murciélagos usando tubos de PVC
Dibujo que muestra un método de exclusión de murciélagos usando tubos de PVC

Conozca otras recomendaciones para ahuyentar a los murciélagos de su casa en el libro “Murciélagos y techos”. Puede consultar este libro en el siguiente enlace.

Libro «Murciélagos y techos»

¿Cómo tapar los agujeros?

Se pueden tapar con lo que se tenga a mano, como madera. Otra manera es usar un tarro de espuma de poliuretano en spray, o una pistola a la que se le adapta el tarro de espuma. Esto se consigue en ferreterías. A continuación, le explicamos cómo aplicarlo:

  1. Limpie bien la superficie donde aplicará la espuma. Quítele todo el polvo, grasa o basura.
  2. Rocíe con un aspersor o moje con un paño húmedo la zona donde va a aplicar la espuma. Esto ayuda a que la espuma se pegue bien.
  3. Usando guantes desechables, tome el tarro o bote del producto y póngalo boca abajo y presione la válvula para repartir la espuma uniformemente.
  4. Rellene poco a poco los agujeros que quiere tapar. Tome en cuenta que a medida que la espuma se va secando, el producto se infla o se expande. Si quiere rellenar un agujero o grieta grande, aplique el producto en capas, esperando a que sequen las anteriores. Entre cada capa vuelva a humedecer con el aspersor de agua.
  5. Espere a que seque la espuma y siga las instrucciones del envase. Una vez endurecida la espuma, se pude cortar el sobrante.
  6. Si se le mancha el suelo, la pared o las manos, se puede limpiar con acetona mientras la espuma no esté dura. Las manchas endurecidas sólo pueden eliminarse lijando la superficie.
Fotografía sellando agujeros con espuma de poliuretano.

Agradecemos la ayuda que nos brindaron los especialistas Bernal Rodríguez y Gabriel Oviedo de la Universidad de Costa Rica.

Envíenos sus preguntas aquí

Comparta esta respuesta en sus redes sociales


Comparte en Facebook Enviar por Whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *